Veronica Mars

Antes de ser la eléctrica Ellen Bishop en “Heroes” la actriz Kristen Bell protagonizó su propia serie de televisión. Bajo el título “Verónica Mars” se esconde una serie de una joven investigadora en una ficticia ciudad del sur de California en la que se mezcla gente asquerosamente rica con los más pobres. Neptuno es así una extraña ciudad en la que las clases han de convivir y se ven obligadas a chocar, unos para abusar de su poder y otros para tratar de sobrevivir. En este contexto conocemos la historia de Verónica, una jovencita que empieza su penúltimo año de instituto en un momento muy complicado de su vida.

Con su mejor amiga recientemente fallecida, un novio (Duncan) que la deja, con un padre despedido del puesto de Sheriff para pasar a ser investigador privado, su madre fugada y habiendo sido recientemente violada en una fiesta, se ve obligada a abandonar a la fuerza la clase rica para pasar a la pobre. Despechada de la alta sociedad se ve obligada en esta Primera Temporada a sobrevivir en el instituto mientras colabora con su padre como investigadora privada. Durante toda esta temporada conoceremos la oscura historia de la familia Mars que se ve entremezclada con dos de las más ricas de la ciudad: los Kane y los Echolls. Tanto su mejor amiga como su novio eran miembros de la familia más rica e influyente, los Kane, pero la muerte de la pequeña de la familia desquicia a todos. Su asesinato queda sin resolución y será por acusar sin pruebas al padre Kane por lo que el Señor Mars tendrá que abandonar su puesto como Sheriff. Esto romperá las relaciones entre ambas familias. La otra familia que entra en juego son los Echolls, con un padre famoso por actuar en películas de acción y un hijo problemático (Logan). Los Echolls y los Kane tienen estrechos lazos y todos parecerán ponerse en contra de los Mars.

Así la pequeña Verónica empezará un curso difícil en el que sobrevivirá adoptando una pose de chica dura, amenazadora, curiosa y desconfiada (lo contrario de su anterior vida como animadora). Una pose que ya nunca podrá perder. Los conocimientos que aprende de su padre no dudará en llevarlos a la práctica en el instituto solucionando pequeños casos que hacen de esta Temporada algo especial. Tal vez los casos que investigue no resulten muy atractivos (algunos son un poco tontos: perros perdidos, Webs cotillas,…) pero están magníficamente llevados y resultan interesantes. Además entre todos ellos tendrá tiempo para investigar la muerte de su amiga, solución que llevará a un sorprendente final de Temporada.

La Segunda Temporada arranca con las promesas del último año de instituto y las ganas de empezar en la universidad. Pero los sueños de un grupo de alumnos se desplomarán rápidamente por un autobús saboteado. Verónica logra escaparse en el último segundo y dedicará todo su tiempo a descifrar este caso. Este hecho hace que la Temporada sea más lenta, si bien hay casos tontos interesantes la mayor parte de los episodios giran en torno al autobús y eso hace que sea algo más pesada. Además conoceremos a los Casablanca, una nueva familia que entrará a formar parte del círculo.

El relativo éxito de la serie en una cadena pequeña llevó a que la cadena “CW” se fijara en ella y la comprara para realizar una Tercera Temporada con la pequeña Mars siendo ya una universitaria de pro. Un nuevo lugar con nuevos retos ya que nadie parece conocer su oscuro pasado, es el momento de volver a empezar. Aquí volverá a hacerse famosa como investigadora dentro del Campus y estas aventuras se mezclarán con dos casos más grandes que tratará de resolver con la ayuda de su padre. Si bien recupera parte de la magia de la Primera Temporada los casos ya resultan mucho más maduros (violaciones, asesinatos,…) lo cual demuestra su madurez aunque también una vuelta a los orígenes.

La legión de fans que acarreaba la serie la hacía digna merecedora de continuar pero no era rentable en Televisión. Aun así se emitió un piloto de una hipotética Cuarta Temporada de Verónica Mars en el F.B.I.. Un curioso final que concuerda con la evolución que mantenía la serie.

Los 64 (+1) episodios que consta la serie resultan atractivos y muy fáciles de ver, con una cierta variedad de personajes secundarios genialmente dibujados y que son presentados poco a poco para no agobiar al espectador. Además las actuaciones de estos son brillantes y más que dignos de mención: Keith Mars (el padre de Verónica), Vinnie Van Love (el otro investigador privado de la ciudad), Don Lamb (el chapucero nuevo Sheriff), “Piojo” (un latino líder de una banda), Logan (enemigo/amigo/novio de Verónica con actuaciones estridentes),… Todos ellos llenaban de color y acompañaban la serie para que no se centrase solo en la guapa actriz.

Por ello os recomiendo la serie, en especial esa Primera Temporada. Y que conste que ya lo dijo Kevin Smith: "'Veronica Mars' es, sin duda, la mejor serie de televisión actual, y la prueba de que la televisión puede ser mucho mejor que el cine.".

1 comentarios:

Creo que no es una serie que enganche de primeras, sino que te tienes que forzar un poco a verla para que te des cuenta de lo buena que puede llegar a ser. Yo empecé a verla a la hora de comer y la veía porque era lo único que echaban, cuando la quitaron me entró el mono...

9 de octubre de 2008, 22:13  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal